Comienza el rodaje de ‘EL ENIGMA VERDAGUER’

11.03.2019
  • Comienza el rodaje de ‘EL ENIGMA VERDAGUER’

La semana pasada comenzó el rodaje de “El enigma Verdaguer”, aproximación biográfica a la vida y obra del poeta Jacinto Verdaguer. Una ‘tv movie’ dirigida por Lluís Maria Güell, producida por DIAGONAL TV en coproducción con Radiotelevisión Española y Televisió de Catalunya.

El rodaje de la película durará cinco semanas, hasta principios de abril, en diferentes localizaciones entre las que destacan Barcelona, Vallvidrera, Vilanova i la Geltrú, Cerdanyola del Vallès, Arenys de Munt, Vic, Folgueroles, Les Masies de Voltregà y Terrassa.

El reparto de “El enigma Verdaguer” está formado por actores de renombre como Ernest Villegas, en el papel de Jacinto Verdaguer, Roger Casamajor, David Marcé, Diana Gómez, Laia Manzanares, Clara Segura, Pere Arquillué, Bea Segura, Llum Barrera, Dafnis Balduz, Aida de la Cruz, Pepa López, Francesc Orella, Juanjo Puigcorbé, Pau Durà, David Vert, Carlos Serrano-Clark, Lluís Villanueva y Xavi Sais.

Esta ‘tv movie’ trata sobre la misteriosa figura de Jacinto Verdaguer, conocido popularmente como “mosén Cinto”, poeta y hombre de iglesia, que tuvo una vida azarosa y apasionante, una vida de película. Vivió la gloria literaria y se convirtió en el poeta más prestigioso de su tiempo. Pero las circunstancias, y su propio carácter indómito y orgulloso, provocaron su caída. “El enigma Verdaguer” es la historia del ascenso y la caída de este hombre, el principal mito literario de la lengua catalana. Un personaje muy conocido y desconocido a la vez. Todos hemos oído hablar de él, sabemos algo de su vida, pero pocos lo conocemos de cerca.

“El enigma Verdaguer” cuenta con guion de David Plana, a partir de una historia de Enric Gomà, Teresa Vilardell y David Plana. La dirección de fotografía es de Raimon Lorda y el director artístico es Balter Gallart. Es una producción de Diagonal TV, en coproducción con RTVE y TV3 y con el apoyo del ICEC.

La película se acerca a la figura de Verdaguer con respeto, pero sin voluntad hagiográfica. Es un intento de encontrar al hombre detrás del mito, a través de los principales hechos de su vida: desde su juventud, recitando los primeros poemas entre los compañeros del Esbart de Vic en la fuente del Desmai, hasta sus últimos días, rodeado de familiares y religiosos que quieren apropiarse de su legado simbólico. La película sitúa al poeta en el centro de la acción, haciendo un retrato humano y poco complaciente, mostrando sus contradicciones interiores, sus errores y sus pequeñas miserias, pero también poniendo en valor su fuerza de voluntad, la solidez de su fe y su bondad innata.

Verdaguer fue un hombre contradictorio y genial, al mismo tiempo víctima de los poderes sociales y económicos de su época, donde los disidentes eran vistos como un peligro. Un poeta ambicioso capaz de generar admiración y respeto en todo el mundo con obras como La Atlántida o Canigó y de tocar la sensibilidad del pueblo catalán con poemas como Virolai o la oda A Barcelona.

“El enigma Verdaguer” comienza con el revuelo que provoca la muerte del poeta, con la disputa sobre si el entierro debe ser en Vallvidrera, como quieren la familia y los estamentos religiosos, o en Barcelona, como es la voluntad de la gente de la ciudad, que se quiere despedir de su poeta. La figura de Verdaguer es presentada con toda su dimensión social y legendaria. A partir de aquí hacemos un salto atrás para encontrarnos con un Verdaguer joven que está iniciando su trayectoria literaria en los encuentros que un grupo de amigos de Folgarolas organizan en la Font del Desmai (Fuente del Sauce). Es entonces que se presenta al hombre, el joven enérgico e ingenuo que empieza a hacer versos y a confrontarse con su ambición literaria. Después de esto, iremos recorriendo los momentos culminantes de la vida del poeta: la estancia en el Palacio Moja, la relación con la Marquesa de Comillas, la coronación como poeta de Cataluña por parte del Obispo Morgades, la obsesión por favorecer a los más necesitados, la fascinación por los exorcismos, la polémica salida del Palacio, la suspensión a divinis por parte del obispo … hasta llegar a los artículos de En defensa propia y, de nuevo, volver a las últimas horas de su vida, con la redacción de los dos testamentos. Un periplo vital apasionante que retrata Verdaguer como un hombre enérgico y genial, pero perseguido por sus demonios interiores.